lunes, 9 de enero de 2017

SI NO APORTAS, APARTA

Hola chicas!!

Hace unas semanas, vi un video en youtube de una chica a la que conocí por instagram y que tiene un par de canales, comentaba su repaso al 2016 y cómo se había dado cuenta que ciertas "amistades" le habían demostrado que no eran tales, y decía esta frase: "si no aportas, aparta
Este será mi propósito de año nuevo: pensar mas en mí y no sentirme culpable por relaciones tóxicas




Me ha hecho reflexionar, porque, recientemente, y ya os lo he contado por encima, me he visto en una situación similar, en una época en la que he tenido que cribar a conciencia mi vida social y que me ha servido para saber quien de verdad me quiere a su lado y quién estaba por estar; y lo que es peor, cuando me ha visto centrada en otras cosas ( incluso problemas familiares) y no en ellos, se han enfadado conmigo.

Porque, no nos engañemos, muchas veces mantenemos relaciones simplemente porque esa gente parece que nos necesita, les escuchamos y siempre estamos ahí pero curiosamente, cuando la necesidad es a la inversa, no encontramos ese resguardo.



Quereros, quereros a vosotros mismos, poneos por delante, que parece fácil y egoísta pero no es así, saber decir no es una dificil lección por aprender. No me refiero a que os enroquéis en vosotros mismos y deneguéis una mano amiga, sino que sepáis discernir a quien entregaros de quien, en realidad, lo que esta haciendo es aprovecharse de vosotros.



Hay a quien no le importa "abusar" de nuestra confianza sabiendo que estamos pasando por un mal momento...eso denota que solo piensan en si mismos porque de otra manera intentarían molestar lo mínimo y apoyar los que más; porque ese es nuestro momento... Pero siempre hay alguien que cuando deja de ser protagonista se vuelve villano.



Y es que quien dice "en lo bueno y en lo malo" muchas veces solo se centra en lo malo, " en su malo"; es decir, que estando fenomenal no se acuerdan de uno pero en cuanto algo se les tuerce eres su único refugio... Esto es algo que nunca he entendido, personalmente, tanto si soy feliz como si me siento de bajón se me ocurren las mismas personas para compartirlo; pero otro tipo de personas parece que solo se centran en robarte la energía.



Las relaciones tienen dos sentidos, no es posible que una persona siempre de y la otra siempre reciba, y no exista un "feedback"; pensadlo bien, eso no es una relación, es un abuso. Una relación como tal es de dos, no puede ser unilateral. No se trata de actuar pensando en que nos devolverán los favores, si no, en medir la capacidad de empatía de la otra persona hacia nosotros.

Y es que hay gente que, por circunstacias de nuestra vida, "les venimos bien", y de eso se valen para crear unos endebles lazos que, en cuanto nos surgen determinadas situaciones que no cuadran con su manera de ser y estar, tienden a romper porque ya " no somos como antes" es decir, ya no estamos 100% para ellos y para lo que ellos quieren. Ya no les interesamos.




Yo he sido así, he sido paño de lágrimas sin conocer las alegrías, oyente de penas y no de buenas nuevas, presente en desgracias y ausente en celebraciones... Así que ya no mas " en lo bueno y en lo malo" ahora es " si me quieres en lo malo también en lo bueno"

Deshacernos de una relación tóxica no significa ser mala persona, mala amiga o alguien egoísta... es tomar conciencia de uno mismo y saber hasta qué punto nos podemos dar a los demás sin hipotecar nuestros sentimientos. Porque este tipo de relaciones, poco a poco, nos van consumiendo sin darnos cuenta, y lo peor es que consiguen hacernos sentir culpables siendo realmente unas víctimas. 


Las circunstancias de cada persona cambian según pasa el tiempo, nadie puede pretender que nos estanquemos, que no evolucionemos, que no haya ciertas prioridades que supongan sacrificar otros ámbitos, generalmente de manera temporal; como puede ser una maternidad/paternidad, una enfermedad familiar, un proyecto nuevo... situaciones que nos hacen "cambiar" y que deberíamos entender y apoyar en lugar de exigir atención.

Cuantísimas veces he escuchado estos meses: "es que ya no sales tanto", "es que te vas a tu ciudad muy a menudo y no estas aquí", "es que pasas muchas horas encerrada estudiando"... ¿y qué?; quien ha querido me ha llamado y he estado, ha ido a verme y hemos acordado la mejor manera de vernos y no perder el contacto a pesar de nuestros impedimentos, ha entendido mi situación y yo la de ellos; sin quejas, con comprensión y sin esperar que fuera yo la que pusiera absolutamente todo de su parte para continuar la relación, porque cuando se quiere, se puede (por el medio que sea). Así que, como dice mi compañera blogger Mariola, en un fantástico post (que tenéis enlazado): "si no te dan, que les den"



No se qué pensáis de este tipo de entrada, o puede que  no os sintáis identificadas ( buena señal), pero la verdad es que me arranqué a escribirlo en un arrebato de recuerdos, y publicarlo es una especie de revulsivo.

¿Qué os ha parecido la reflexión de hoy?
¿Habéis tenido relaciones tóxicas?
Mil Besitos!!!


20 comentarios:

  1. A veces duele decir adiós, pero, amigo que no da, navaja que no corta, aunque se pierdan, poco importa.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Creo que todas nos hemos llevado chascos, es inevitable, pero si, estoy de acuerdo en que cuando se ve que esa relación ya no lleva a ninguna parte porque jamás recibes nada es mejor darlo por zanjado y respirar.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  3. yo la verdad es que tengo bastantes "amistades" de este tipo, hasta que un dia te hartas, te das cuenta de que te utilizan de paño de lagrimas y empiezas a pasar... aunque aun asi si es verdad que te llegas hasta a sentir culpable, cuando no tenemos por que
    me ha gustado mucho la entrada
    besos

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado el post de hoy. Yo tuve una vivencia muy dura el año pasado cuando me di cuenta de que una amistad que tenía no tenía para nada el mismo concepto de amistad que yo. Por su parte no había entrega ni apoyo de ningún tipo, sólo el rato de cotilleo y chafardeo.Me costó ir alejándome porque le echaba de menos, pero es que no quiero a este tipo de personas cerca, es una cuestión de coherencia. Y se ve que tampoco le ha importado tanto,porque nunca me ha pedido ninguna explicación.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  5. Querida Esther...

    Me sentido súper identificada con tu post de principio a fin. Lamentablemente en el mundo hay muchas personas "tóxicas" con diferentes perfiles, pues tóxica no quiere decir que sea desagradable contigo siempre, sino que te chupa tu energía y te decepciona una y otra vez.
    Cuando te leía se me venía a la mente una persona que me ha decepcionado mucho, pues como bien has dicho muchas sonrisas y mucho te quiero, pero cuando no les sirves o estás en su misma onda te dan una patada, sin más.
    Es por ello que aunque me costó mucho tomar la decisión, pues no es fácil, me propuse este año dejar atrás tanto cosas como personas que no me aportan valor, sino todo lo contrario que cuando están cerca roban toda la energía y pasan por tu vida como un torbellino, sin importarles nada, sólo se quieren ellos mismos y te engañan con frases bonitas y miles de te quiero, pero todo esto para mí ya está sobre valorado, pues el te quiero, eres mi amiga y eres muy importante se tiene que demostrar con hechos, no con palabras y cursilerías.
    Lo importante es desvincularse, aunque duele, porque al contrario que estas personas, una tiene sentimientos pero eso sí cada vez menos que una no es tonta.

    Gracias por este post y por escucharme que menudo rollo te he soltado. Un beso grande!

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Pues si que me siento identificada con lo que escribes, me ha pasado muchas veces, parece que no aprendo. Muy de acuerdo con lo que dices. Un beso

    ResponderEliminar
  8. Coincido totalmente, yo también he decidido alejar todas las personas toxicas que no aportan nada positivo, todo lo contrario. Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Ya sé que no pego en este blog sobre maquillaje y eso, pero esta entrada tuya es formidable y te felicito por verbalizar algo que ocurre muy a menudo. De hecho hay un libro que trata sobre ello: "Gente tóxica", de Bernardo Stamateas.
    Los que producen este efecto son mala gente, sobre todo mediocres, envidiosos, falsos, psicópatas, chismosos, jefes autoritarios... como explica en sus capítulos.
    Mañana mismo voy a subir a mi blog un cuentecillo que me ha recordado tu texto.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  10. Estoy totalmente de acuerdo contigo, es mas, ambas nos hemos marcado el mismo proposito. Lo empecé a mediados del año pasado y pienso seguir con el para mejorar mi calidad de vida. Te aseguro que viene genial!!
    Me he cansado de ser la lucecita que siempre esta ahi para cuando otros la necesitas pero cuando a mi me hace falta algo o estoy pasando por momentos muy duros , me quedo sola en casa llorando!! SE acabado!! como dice esa cancion de Maria Jimenez!!OLe tu!!BSS

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola guapa! Yo hace tiempo decidí alejarme de las relaciones que consideraba tóxicas y me da igual que la gente piense que soy egoísta pero bastante situaciones difíciles tengo ya en casa como para también tener que buscarlas fuera xD Hice mi lema tu título de hoy: el que no aporte, que se aparte, porque ya estaba cansada y francamente...no echo de menos nada. Hay gente que sabe que estoy estudiando y todavía no se ha dignado a mandarme un triste mensaje para preguntarme cómo me va o simplemente qué estoy estudiando...y saben que lo hago, cuando yo siempre he estado pendiente de todo. En fin, por lo menos sirve para darte cuenta de quien sí, quien no y quien nunca jamás. Un besote

    ResponderEliminar
  12. ¿Qué te voy a decir yo? jajajajaja Mil gracias por enlazar mi post, y también por este post, así veo que no estoy solita en mis inquietudes ;)

    ResponderEliminar
  13. Es importante quedarte con lo importante en esta vida y desechar aquello que te hace daño e infeliz!!besos

    ResponderEliminar
  14. Estoy de acuerdo, a mi antes me daba pena alejarme de ciertas personas que sabía que no me aportaban nada, que solo me querían para estar para ellos pero si yo necesitaba ayuda desaparecían.. Ahora mismo, pena ninguna. Es lo mejor que puedes hacer, apartarlas de tu vida.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  15. Me ha encantado la entrada. Y cuando me he desprendido de relaciones tóxicas mi tranquilidad ha aumentado en un cien por cien. Pero también reconozco que no siempre he sabido "verlas venir" y que tomar la decisión a veces implicaba mucho más que "excluir" a una persona. Hoy estoy un poco pesimista por todo esto la verdad...y es que tomar decisiones de este tipo a veces da miedo por si hay equivcaciones futuras. Un beso, guapaa!

    ResponderEliminar
  16. Gran post! Y llevas razón en todo. El problema es que no nos damos cuenta de lo tóxica que puede llegar una persona hasta que llegamos al límite.
    Es dificil tanto darse cuenta como separar tu vida de ellas. Pero al fin y al cabo si realmente no te aporta nada, es mejor como dices apartarla.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  17. Muy de acuerdo contigo, este año me he propuesto alejarme de la gente que me hace daño y me roba mi salud, un besote.

    ResponderEliminar
  18. Hace unos años tenia un grupo de amigos donde fuimos amigos durante toda la adolescencia, empece a ver cosas que no me gustaban como decirme que trabajase en vez de estudiar etc y acabe separandome porque cuanto menos bulto mas claridad

    ResponderEliminar
  19. Es una reflexión muy importante Esther, lo más preciado que tenemos, sin duda, es nuestro tiempo, es lo único que no vamos a recuperar, y por eso hay que seleccionar muy bien en quien lo empleamos. Las verdadera amistad, siempre está cuando la necesitas, no importa que no os venaís desde hace meses, o que tu vida haya tomado otro camino, tú sabes que está ahí siempre que la necesites y ella lo mismo de ti. No hay reproches, solo amistad de verdad. Porque hay momentos en la vida en que puedes darte por completo a los amigos, y otros en los que tienes que poner por delante, trabajo, estudios, pareja o hijos, en eso consiste madurar y la amiga de verdad tiene que saber entenderlo y estar a la altura. Lo cual no quita, que en un momento de necesidad, tú puedas dejarlo todo para auxiliarla a ella. Así al menos lo entiendo yo. Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar